lunes, 11 de julio de 2011

CONCHI RÍOS ABRE LOS COMPASES DE LA FIESTA...


Prueba fue ayer domingo, de cómo en 10 minutos cambia la vida. Ciertos son los momentos de nuestra existencia en las que no recibes regalos, y a cosa de de las 10 de la noche, o perdón, en el intérvalo del 2º y 5º novillo, el mundo gira a la diestra.Se abrió el compás de una novillada interesante de José Cruz, y lo que realmente el público demanda cuando abona su entrada, el por lo menos ver que un toro salva la tarde. Pero ayer fueron 3, con un primero encastado al que la falta de fuerza, le desfondó. Un segundo con agresividad y acometida, y un quinto, de vuelta al ruedo, extraordinario, pronto, con clase en la embestida, enrazado, bravísimo y con fondo.
El compás giró del diámetro a la grada albergada por un público intachable y dignísimo, que ante la cantidad de descabellos que propinó Conchí, supo diferenciar, respetar y medir de distinto rasero a una morfología, actitudes, sentimientos distintos que la naturaleza diferencia a la mujer del hombre. Una señora granadina, recuperada de un auténtico cornadón de los que psicológicamente te hace reflexionar, pensar se plantó en ese tunel famoso del miedo. En un precioso paseillo se mostró infame, caminando por los senderos de la vida, aquellos que da Madrid, esos que hace sentir especial a un torero cuando se escuchan esos famosos oles de peculiaridad madrileñá, y de un cuerpo en la arena olvidado de lo que pudiera pasar y lo que sucedió días antes. El trecho comenzó toreando fuera de sitio y con la ventana abierta a su segundo de la tarde, el cual, el público demasiado sensibilizado engañó al diestro que en san isidro esos muletazos rugirían con silbatos desafinados. Y el quinto dio la vuelta a la moneda, allí Conchi se plantó en el sitio, aunque a compás abierto tres cuartos de faena, pero dejando su cadencia y su sentido del mando y el temple. Corriendo la mano, llevando y despegando, muleta muy adelante, ligazón y pases de pecho de pitón a rabo. Todo con sus peros y sus por qué de novilleros, aunque fuertes son los suyos, porque muchos novilleros pasaronportaron San isidro y Las Ventas en cualquier domingo, y no recuerdo ni a compás abierto " un mando tan limpio" como el de la granadina. Madrid Blanqueaba de pañuelos, y daba el sí a la historia de una fiesta, que al intentar ser destruida, en senderos cortos, camina hacia su evolución. Y hoy una mujer, con sus incondicionales apuestas y " ovarios ", selló la papeleta de oro, al buen hacer, las ganas, valor y superación personal.

FOTO: LAS-VENTAS.COM

martes, 14 de junio de 2011

Without truco...


Es una lástima a día de hoy, en época "postcontemporánea", que ciertos valores de la tauromaquia, del tal llamado lenguaje coloquial, y buen dicese en alta voz con el dicho , " así se torea como mandan los cánones ",estáticos y sin nocion del tiempo, quedasen estancados en la edad media y con el último escrito en la primera crónica de Alfonso Navalón. Canon, hace referencia a una regla o precepto que marcan los usos sociales. Cánones existen en multitud en las diversas áreas, pero centrando en el área de la tauromaquia, son muchos, pero unos pocos cánones que mandan, desde Pedro Romero, a Esaú Fernández.

Abriendo la terna, el toreo de capa hoy es sumamente aburrido, vulgar, y con un ritmo y serie de pasos al ton ni son, pero a la vez con una técnica avanzada digna de investigación de medicina. La variedad de quites se vivió en la edad de oro del toreo, hoy eso, se perdió en las costumbrosas ventas del ganado. Más perdido que un borrico en un garaje camina más de un diestro con la base para comenzar la lidia. ¡Que honor! cuando vi a Yiyo en un video echar rodilla en tierra, ¡que divino morante de la puebla lidiando a un victorino en Sevilla!, cuando a día de hoy, en cuanto el toro no alarga tanto la emebestida,comienzan los trapazos sin mando. Los faroles de remate cautivaron en el mus, la larga cordobesa en la mezquita, las navarras en Tafalla, y los galleos para los videos de 100 años de tauromaquia.

Cambiemos a otra belleza de animal,donde en Madrid aparecen samurais que buscan la carnicería, en vez de realizar la suerte de picar, y ante todo, midiendo para igualar ambos castigos. Pero las probetas algún día enseñarán más física a este paso, que un profesor de matemáticas. A día de hoy, el oso panda tiene menos peligro de extinción que la profesión de picador, así como, el arte de picar.

Cientos son los numerosos pueblos que demandan al Fandi, el llamado as de las banderillas. Jeje, por dios, ¡ como se puede tener tan poco respeto a Víctor Mendes, Montoliú, Mariano de La Viña, El Formidable, Curro Molina! y sobre todo, al más gracioso y que tan bien cayó en gracia en la Beneficencia,como Morante de la Puebla. La bohemia, el canón,y el don añejo,mandan en una suerte donde no se realiza el truco de citar a 20 km, para clavar a toro pasado. Y donde el maestro Sevillano,recobra, anuncia y gira el reloj de arena del tiempo subjetivo, para fotografía, de nuevo suya, en el arte del quiebro citando desde el centro de la testud del toro, como manda el simil canon, y donde se quiebra con la más pura verdad.

Del "vamos allá "para clavar al quiebro,desembocamos en la boca de riego del maestro de Espartinas. Juan Antonio Ruiz fue el encargado de engañar al público que en su día abonaba en pesetas las taquillas de sol y sombra. Toreo a 2 metros,citando fuera de cacho, toreo de variante,pierna retrasada. Todavía se oye decir de la gran capacidad técnica que poseía,comentario totalmente cierto, pero de llamar desde un cohete, a torear en el sitio y con la muleta de verdad, van tantos km como corridas que toreó, así como, la muchedumbre de gente que se creyó su toreo. Y como en todas las artes,en la pintura, el pincel tiene su estilo de agarre, en el baile, los movimientos corporales poseen una coordinación oculo pédica, en la escultura, las habilidades manuales, y en el toreo, no es tan complejo.Consiste en citar el primer muletazo en frente del toro adelantando la pierna,y girando en el mismo sitio como si de un compás tratásemos, dejando la muleta puesta adelante para ligar 5 6 muletazos. Después finalizar con el de pecho, y una vez dado el de pecho,larguese a comer el bocadillo y a reponer fuerzas para la siguiente serie. Lo que es un despido para decir adios, se convierte en dar y dar pases para aburrir al toro, sin armonía,ritmo, ni por qué alguno. Adios,hola, adios ,hola, y cuando el público está caliente, que si pase de la firma, que si doble pase de pecho. Me atrevo a decir, que muchas veces un pase de pecho, vale más que tres remates falsos. Al igual, que a modo de respuesta acertada, estética, y de orden en los movimientos, queda feo la ACTUAL OBLIGATORIEDAD DE DAR DOS PASES DE PECHO, cuando con uno arrastrando el lomo o enganchando circularmente de Triana a San Fernando sobra.
En la verdad del toreo de muleta, ¿cuál es la problemática actual?, que el Juli cuando quiere, pone la muleta en el sitio,y cuando no, despegue de pases sin sentido en la colocación que le paran el ritmo y la cadencia. Aunque hablando de modas y toreros, los pases de pecho Desde sotillo de La Adrada a Menorca, han hecho mella, si no, que alze la voz el Cid, Ponce o el Juli, con el famooso alivio citando desde Manuel Becerra. Pero en esa distancia, llegan cánones muy vertientes como fue el de Moreno de Aranda,que supo poner la mano izquierda en tres series en el sitio en la pasada Feria de San Isidro, y cuando había que abrir elcompás para lucir el muletazo y ayudar al astado a rematar atrás, se abría, pero no al tamaño del diametro infinito Madrid-Bilbao. Euskadi, tierra de un Iván Fandiño, (seguramente de los toreros más bajo en cotización), y que tuvo los suficientes ¡cojones!, de plantar y hundir los pies para olvidarse del cuerpo con el gran toro de Cuadri. Y así se pone la muleta en el sitio,encajando,y trayendo al animal con los riñones, toreando a gusto, sintiendo, olvidando el tiempo de prisas, e indagando en la evasión, el pundonor, la belleza, el ritmo, el son, la felicidad, y embelleciendo el lustre de un paisaje precioso como el de Las Ventas.

Ahora que juzgue el G10, ¿qué vamos a enseñar si no conocemos nuestros cánones? y si el desconocimiento es mínimo y el grado de inteligencia fuera alto,¿por que no ponen en el sitio las cosas?. Si julian encendiera la luz, podría ser torero de historia de Madrid,pero gracias a dios, ha existido un grupo de 2000 personas en Madrid que establecieron los cánones en su sitio. Y si la muleta habla con la panza, nos damos cuentas que hay toreros mediocres con más sabiduría y saber estar en terrenos del toro,que algunos del mal llamado G10. Y si la estocada duele, la puntilla horroriza y hiere la sensibilidad de la piel cuando se pagan en los pueblos 30, 40 euros por disfrutar del toreo de mentira llevado por algunos diestros, y por la estocada moderna llamada por el tendido 7 julipie. Señor Molés, se equivoca, eso no es un cañón, es tapar con la túnica del cura la cara al toro, salirse, y desde Los Montes de Toledo, lanzar la flecha con arco.

Ante la mentira, y la verdad, os muestro un video de Jose Cubero Yiyo de la última actuación de Madrid.Los cánones,de un toreo madrileño llevado en sangre, toreo de las ventas, toreo de la villa de madrid, y toreo, que la capital mundial pide,y exige, ante toros y apasionados aficionados que abonan su entrada. Los malos usos y costumbres,para el público de exigencia menor. Ahora, a torear en Madrid como la catedral pide torear, con TODA LA VERDAD, aroma, belleza, sentiemiento y pasión. Para los ingleses que visiten nuestra cultura taurina, WITHOUT TRUCO, llevado al castellano, torear sin truco, pata alante, midiendo en la puya, clavando en la cara, citando en el sitio con la muleta, ligazón,muleta adelante y estocada tirándose a matar llevando la muleta a la pezuña. Simplificando, TOREAR Y NO DAR PASES TRUCADOS.

VIDEO DE JOSÉ CUBERO YIYO EN LAS VENTAS.

http://www.youtube.com/watch?v=ZC2t1Z1sexk

miércoles, 8 de junio de 2011

¿Digamé por qué D. Felipe de Borbón?


Precioso, acontecía el ambiente madrileño en una tarde previsiblemente triunfal, en cuanto a toros o toreros. Aunque dicho arte, posee tal peculiar característica y encanto propio que es la llamada " incertidumbre acerca de que pueda pasar ".la confección del cartel, ganadería escogida,momentos de las figuras, momentos de las ganaderías etc, hace presagiar que algo sucederá. Oigo de los viejos y buenos aficionados que en las tardes de sol y moscas y con run run, la tarde de expectación es sinónimo de decepción, que los aficionados de verdad nunca se aburren porque siempre se ve algo, y otros,como el tal Heredero a la corona, será más espectador a la fiesta, que aficionado intrínseco,seguro que telefonearía a Mourinho para pedir el por qué.¿ Por qué tuve que presenciar tal acto inborrable?, una tal llamada corrida de la beneficencia, que hoy sólo mereció la pena acudir para lucir el clavel, porque el toro de Madrid, los toreros que vienen a Madrid, empresa,veterinarios y presidencias,echan al traste similar espectáculo.

Para abrir plaza hablemos del toro de MAdrid. Hoy todas las plazas de la geografía tiene su identidad de toro que desean, pero Las Ventas es el símbolo de ser la primera plaza del mundo donde se justifican no la variedad de tipo en el encaste,pero si la descomposición y desigualdad en cuanto a tipo de toro.¿ Dónde queda aquel animal que daba miedo verlo salir por los chiqueros? ¿ Dónde queda ese astado que junto a Pamplona y bilbao, mandaron en la presentación?.

Tras la visita en capilla, luego por un albero han de pasar PERSONAS CON SENTIMIENTOS Y MIEDO HACIA EL TORO, los cuales, venga dispuestos a superar esas adversidades y obastáculos,como también, realizar el toreo como mandan los cánones,en su pura verdad, con sentimiento, alma y corazón. Juan Mora lo puso en sus dos astados,en una tarde que sobresalió de aseado. Gran y preciosa forma de sacarse a los medios un primero animal de poco recorrido y protestón que apretaba en tablas. Renació el toreo en época de Machado. Ole Joselito el Gallo que hace pocos días le rendimos homenaje. Ole Juan Por retrasar la muleta y llevar al animal hasta meterlo en los redondos de ruleta,y ole,por entrar a matar en su momento y no aburrir al respetable. Quiso la competencia con Morante en un quite por delantales al que no percibió el tiempo y el aire la velocidad del toro. Y de Nuevo, al arte barroco. Toreo a pies juntos,ligado, con remates de pintura flamenca con sus pases de desprecio. A mucha honra apareció este señor en Madrid, con detalles, de maestro de jóvenes de un papa de toreros camino de abuelo. Ya quedarán tus consejos algún día maestro.

Morante se gustó en su primer toro con unas verónicas de cadencia,gusto y empaque. Poco le dejó su segundo toro realizar, aunque dejó patentes dos tandas con la diestra de naturalidad, verticalidad, y mando a media altura con ligazón en el sitio. Muchó tardó en parar al4º, el cual debió ser lanceado a la verónica como hizo por el pitón derecho, en los medios, donde los mansos se paran. Muy protestón y rebricando llegó a la muleta,donde el sevillano, quiso despertar las pocasas ideas que el animal mostraba. La ecuación, quedaba igual al petardazo con la espada y la poca verguenza de figura. ¡ Hay que tirarse a matar, porque desde lejos, dispara la guardia civil!

Aunque dentro de las culpas, el agujero más hondo no pasa por Madrid, sino por la cabezonería de Velilla. ¿Por que le pitan? preguntraría D. Felipe a Dña esperanza. Muy fácil, porque en MAdrid,sin musica, y con un público que te ojea y persigue hasta el desgastado color de las manoletinas, hay que colocarse en el centro de la testud del toro, girarse sobre un pie, muleta adelante, y ligar con la muleta en su sitio. ¡ Que descontrol tenía esa mano izquierda !, fuera de cacho en el primero, citando desde despeñaperros en el segundo, sin controlar el toreo en circunferencia, y venga, venga, venga!. No llegaron dos grandes series hasta la mitad, y luego a lo mismo, y fuera fuera fuera. ¡ Que lástima que un gran torero faltará a clase el día que Bernadó le enseñara el toreo de verdad !. Salió mi voz del tendido " hay que torear de verdad y dejaté de trucos !, todo frente a un descoordinado que tal día de expectación como hoy debió ser devuelto. Dos grandes verónicas de mucha sauvidad y dominio, fueron coreadas con ole frente a una gran media hundida con el corazón en su correspondiente quite. Y dos grandes tandas con la diestra de mano baja y poderío, ante un animal calamocheante que le costaba entrar, y que el buen toreo de Julian ofreció que decir lanzando un mensaje que el público rápidamente hizose de ser buen receptor de palmas.

Y a tal son de palmas,las de tango para los veedores y empresa que destrozan la identidad del toro de Madrid, al escándalo de Morante al entrar a matar, al toreo de figura mentirosa que el juli trae a Madrid, al tapar la cara a los toros al entrar a matar por parte de Julian. Las palmas con son, para la gracia Sevillana, que viaja y permanece en Cáceres, donde Romanticismo, Barroco y Modernidad, hacen fusión y honor, a la lidia y gusto por torear, como lo hace Juan Mora. Honradez que le acompañó al gran segundo puyazo de su picador Carlos Prieto, agarrándose perfectamente en lo alto,sujetando y midiendo. Picador y diestro,miden, torean y enseñan con su plasticidad, capacidad creativa y saber torear en su sitio, a numerosos jóvenes que hoy se citan como novilleros. Caramba, también algunos figuras hipermodernos que saben todos los trucos del destoreo. Los nombres del pasado sobran, el toreo a 10 m de diametro también, pero el alma, sentimiento,pintura, andares, sabor, y torería, permanece,perdura y desmboca,en un pasado de una durísima cornada en la femoral, a un presente llamado Juan Mora torero de Madrid, y a un futuro de su jubilación firmado en el inem de Madrid, denoninado, arte, torería y poder, de la marca JUAN MORA torero de Plasencia, TORERO DE MADRID.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

jueves, 2 de junio de 2011

PODADOR LLEGÓ AL ALMA...


Lucía el sol en Madrid tras la heterogeneidad de opiniones en una tarde " torista ", y sobre la abundancia de comentarios distintos recogidos en las opiniones de los aficionados, en las cuales cabían las figuritas, las bobas de domec, el torismo en Francia etc. Un sin fín de electrones, ¡Morante con estos toros nada, los figuritas no quieren ni verlo, el toro de domec no empuja al caballo!. Y los planetas se concentraron en la galaxia, cuando un animal llamado podador, de 631 kg, cuatreño y de unas hechuras preciosas, acaparaba las miradas de turistas, aficionados, público clavelero, chulapos, figuras del toreo, ganaderos, e incluso, la empresa TAURODELTA, que se olvida del conocimiento global de la lidia, y premia al mejor animal de la feria que sólo embiste en la muleta y no da reacciones de bravo en todos los tercios como el que apareció un 2 de junio del 2011. Por paso de tierra firme, salió hoy sobre las 20:40, el animal más bravo de la feria desde toril, hasta su muerte. Una salida con brío, iba a desencandenar el llanto para aquellos que estudiamos y disfrutamos como "veedores " de todos aquellos comportamientos del toro. Dejó lancear encastadamente de capa a un Fandiño que voló el capote y llevó a una mano de una manera notable, rematada, con dos medias de ritmo andarín de Rafael de paula, es decir, ralentizadas. FAndiño mostró que sabe dejar los toros lejos del caballo como hay que hacerlo, dando el último capotazo por dentro. Con fogosidad inició el arranque a caballo al galope, empujando con los riñones, y muy bien medidos los dos puyazos por parte de su picador. Alegrísimo y fugaz era el galope de estrellas que el animal despertó en banderillas por ambos pitones. Rápido lo vio Fandiño, quien se echó la muleta a la diestra, y dibujó tandas con un gran gusto y empaqué, con algún enganchón suelto por error en el temple ante la fogosa y pronta arrancada desde largo por parte de "Podador". No fue tan buena la embestida por el izquierdo del toro, pero tampoco mala para dar esos enganchones que desdibujó y se subió a la espalda de Fandiño. No le llevó en línea y largo, de ahí, a no poderle, y tirar la segunda oreja a la ganadería de Cuadri, donde debería ser trasladada al Museo del Prado o subastada en el rastro. Y tras una estocada trasera y ligeramente caída, le fue otorgada una oreja por su forma de tirarse a matar y ser el ruiseñor de los oles estruendosos y atónicos escuchados en el planeta tierra. LA diferencia, y el plus de voz torista llegado desde Júpiter, es el nombre de los artistas figuritas, pues se lo explico yo. De la Tierra a Urano son muchos los km, y si un artista como Morante de la Puebla, para muchos denominado número 1 del toreo, se encuentra con podador, el sevillano poda con tal mando que deja el árbol cortado con un Madrid ensordecido. A tanto gusto, a tan buen toreo, cabe que a buen entendedor, pocas palabras bastan.
Noble embistiendo, y complicado de entender resultó el segundo toro de la tarde, donde Fandiño trasteó, sacó y consiguió ligar muletazos con la diestra de mucho mando ante un animal codicioso, y humillación entregada por la derecha. Ante la equivocación de Fandiño de citar para adentro ante un animal que embestía y quería las afueras, Fandiño asentó las zapatillas de verdad y toreó con transmisión. No tan bueno por el izquierdo, donde el de Orduña, pecó de no haber toreado al uno a uno y largo, mejor que al ligado donde el animal comía mucho terreno y reponía con peligrosidad.

Alberto Aguilar se encontró con dos animales muy difíciles, tanto, que el tercero en una reposición de animal orientado y de manso, le prendió por los aires. El Fundi, se motró sin ideas ante un cuarto que pasaba, más que embestía, pero con largura, al que no permitía ligar, pero sin instrumentar tandas de uno a uno. Pero la inteligencias, y las luces de mando del cerebro a los brazos, no anduvo digna esta tarde, donde un pobre Fundi, gran lidiador, no encontró el atajo desde sus accidentes pasados, por donde retornar a aquellos paisajes que años atrás dibujo en sus cuadros de corridas duras.

DE mercurio a plutón existe una distancia grande, y hoy, aunque FAndiño se ha mantenido en una distancia media entre ambas, su reprochación es nula, y su actuación en MAdrid, digna, o de millón de dólares. Primero, por el anuncio ante similar cartel, segundo, porque sabe dar la lidia a cada toro, tercero porque valor, inteligencia y técnica sobrevuelan en una misma dimensión, pero para consagrarse en Madrid con una noche de memoria, falta tiempo y madurez, y eso, se consigue toreando, toreando y toreando. Aunque a nadie le quepa duda, que Iván y Podador, ambos con sus potenciales, calaron a los laureles de MAdrid, con el nombre TORERO DE MADRID, Y TORO DE MADRID. Toro bravo, fogoso, encastado, noble, vivo, con calor, ritmo, repetición, agresividad etc etc, que empapó en las aguas minerales de las lágrimas internas que sufrí en la corrida, tras disfrutar de tal comportamiento natural. Gracias, gracias, gracias Podador, por hacer sentir mi amor al comportamiento del toro, y enhorabuena por ser el animal más bravo de la feria, digno, de documental de Tve., GRACIAS, GRACIAS Y TODAS MIS FELICITACIONES A SU FAMILIA GANADERA. Enhorabuena "podador".

FOTO: LAS-VENTAS.COM

martes, 31 de mayo de 2011

UN SOBERBIO CÉSAR JIMÉNEZ ILUMINA LA CALLE ALCALÁ...


Muchísimas gracias solicito por nacer en época de democracia. También al triunfo del poder del pueblo frente a la voz cantante, igual, a la libertad de expresión frente al labio pegado con pegamento duro, similar, al argumento y opinión respetando al otro que comparte asiento contigo, frente a a las provocaciones de aficionados. Y ante todo, un NO DE ALTO COMO LA CATEDRAL DE COMPOSTELA A AQUELLOS AFICIONADOS QUE CANTARON QUE LO DE HOY ERA UNA VERGUENZA. Si las dos faenas de César Jiménez es para llamarse ignorantes unos a otros, sean del 6,7,8 o como la pèña de Fuenlabrada casi seguro, que trajo César, es de asistir a dialogar con Joaquín Bernadó una tarde en la Venta del Batán. En fín, MAdrid es así, se oye una voz absurda de un hombre miope que no sabe lo que sucede, le contrareplica otro, callaté, no quiero...

Pero las voces al igual que suenan y retumban, callan y silencian cuando aparece el toreo, y un ruedo precioso como el ventenño acompaña con el bieen tan identificativo y característico del olimpo del toreo. Y ante todo, cuando alguien torea de verdad, enganchando, templando y mandando com ambas manos, verticalito y encajadito, rematando la faena con pases de desprecio y cambios de mano con el ombligo de César Tocando al público. ¿Con 35 muletazos bien dados no es faena de dos?. La faena del primer toro tuvo calor en el público y toreo de pata negra.
Pero hablemos del toro, un animal blando y con mansedumbre en el caballo. La tónica se desprendió tras los arpones, el animal cerró la boca y mantuvo una embestida de gran nobleza. Con ritmo y prontitud, atacó la suave y bien puesta muleta del de Fuenlabrada, persiguiéndola en círculo como mandaba el maestro con su cintura laxa , y siendo paseado lentamente a ritmo de procesión bajo la cerrada ovación del coso "vienteño" en su arrastre. Pero salió el sobrero quinto de Carmen Segovia, muy serio, al que el el primer nombramiento del público fue decir " que ese no era el segundo toro ". Brusco al final del muletazo, embistiendo en línea y tarascada al final. Necesitaba muleta de Tamarín, es decir, de los magos, y anduvo ese trapo con color rojo, llamado muleta con buenas manos. Toro para llevar largo en línea y poquito a poco para dentro. Y tras dos series pudiéndo, robando esa tarascada tan difícil de corregir, logró Cesar a media altura ir metiéndole para dentro. No era toro de muleta baja, ese era el misterio. ¿Dónde debía ir para que no gallafeara tan violentamente?. El animal con su bicicleta de velódromo se centraba y templaba, y tras una carta de poker tirada al aire por el mago jiménez, sacó faena de poderío y perdonenme, los que llaman ignorante a otros aficionados" de auténtico FIGURA DEL TOREO. Dos faenas redondas, dos orejas, una más una, que él único pero, es la estocada algo desprendida del segundo toro. Pero han reflexionado, ¿escuchan algunos afionados las barbaridades que dicen algún día que otro? El mundo es exigente pero no la perfección absoluta, y creo QUE CÉSAR JIMÉNEZ COBRÓ UN AUTÉNTICA TARDE DE TOROS EN FIGURA DEL TOREO, aunque de momento, no lo sea, pero al tiempo...

Javier Cortés está gafado en MAdrid, ¡que suerte tiene con sus lotes!, sólamente su forma de poner la muleta muestra la categoría que puede llegar a tener como diestro de poderío. Pero amigo, no asistamos al velódromo sin bici que no participamos. Tan puro y tan equivocado quiso hacer el toreo, que el animal le arrastró el pie por no poner la muleta en el sitio. Y es que, si nos ponemos en medio del carril por que el que toro circula, nos arrolla enviándonos a despeñaperros. Por eso, abrir el compás no está de menos, sino que es esencial para realizar el toreo en redondo pasando perfectamente el animal por la cintura. Perdón los puristas por si me llaman ignorante...
Eugenio de Mora no creo que hay que reprocharle en aboluto voces sin sentido. Los dos diestros citados se encontraron con dos animales malos, repito, como los ignorantes.

Pero el acuerdo mutuo apareció con un gran torero de plata como es Arruga. DE Azul y plata vestía el día que a un tercero le pedían desmonterarse. ¡ Que raro un tercero colocar ese pedazo de par !. Muy bien andando al animal, excelente la forma de dejarse ver, magnígica la forma de dialogar comporalmente, aunque mejor y soberbio, el par de la feria que reunió tras el clamor y entrega de MAdrid.

¿Cuál es la voz cantante? LA del ignorante egocéntrico o el sabio que afirma. LA del palabrear o razonar. La del insulto o el sentido común. La mentira o o lo verdadero. La unificación se transforma en voz unánime, y pienso que 21000 frente a 3000, derrotan por KO. Aunque todo comentar, que Madrid, es MAdrid por estas polémicas, pero no por enfrentamientos de ingnorantes. Ignorantes, ignorantes, ignorantes, a aquellos que no saben distinguir la embestida del toro. Ignorante ignorante ignorante, para los que no saben que para ligar hay que dejar la muleta puesta en su sitio sin cruzarse. Ignorante ignorante ignorante, para el que piense que sabe de toros de Verdad. Y ahora pregunto, ¿saben las vacas de toros?, ¿sabemos nosotros?, ¿se yo?, ¿ Cuál es la razón triunfadora ?, pues precisamente la del ignorante no, y a lo mejor la mía tampoco, pero sí, la del aficionado que paga su entrada, y sí la del aficionado que ejerce su derecho a voto tras haber abonado, y por supuesto, la de aquel que sabe comportarse, protestar en su momento, ante todo, acudiendo a una plaza de toros a disfrutar del toro y el toreo. Hay un hombre jugándose la vida, ¿ nos acordamos?, quiero que la respuesta a este texto la cante un ignorante, de los de verdad, como fue el toreo de César Jiménez.

OPINIÓN DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

lunes, 30 de mayo de 2011

QUIERO A "CORTIJO" EN MADRID...


Cerca de las 9 de la noche, la voz de un joven diestro de 13 años hacía sonar en las cercanías de mi abono. La voz llegó tan directa como la certeza y claridad en la embestida de "superdotado" . " Quiero un toro yo en Madrid como ese ", así de claro llegó el mensaje, similar al que desde que salió a la arena envió ese jabonero sucio a todo el tendido. Su prontitud, clase, hechuras y calidad en la embestida, hacía coger de nuevo la butaca a aquellos que entran pronto a trabajar al día siguiente. El toro tras el primer par de banderillas hizo síntomas de sacar casta en el último tercio, si no, diganseló a Yestera, que cambió el traje de plata por el vestido de San Fermín. Llegó el tercer par, quería el toro romper, y propinó un golpetazo de tren en carrera a un Yestera que se encontró sólo en la calle Estafeta, sin que nadie le echara un cable. Hay que darse cuenta antes de los hechos, y más cuando el animal avisa, ya que nadie fue capaz de colocarse en su sitio y soltar el capote al animal para que no topase. Todo quedó en una cerrada ovación para Don Vicente, quien bregó con una temple y una largura marca de maestro de escuela.

No dejó "superdotado" ni colocarse a RAfael, su extrema fijeza, tan impropia de sus hermanos a lo largo de toda la tarde, hizo arrancarse una tras otra al diestro a modo de compás con pilas. Y seguía la mirada preciosa del animal, sólo quería lo que los bravos piden, luchar y entregarse, no salir avanto en cada muletazo como los 5 anteriores. Deseaba muleta puesta adelante y vamos a por ella, y no que el diestro anduviera corriendo como una persecución policial. Total, que en los medios, donde hay que poder a los toros bravos, y donde el animal debe mostrar su poderío, se plantó Rafael con sus 5 novilladas en su currículum nada más que en una feria de San Isidro. Mantuvo regulares pases con la diestra, a los que le faltó hondura, pero con remates de pases de la firma bien acompañados de cintura . Con la mano izquierda dio, pasó y despegó más que mandó, por eso la faena bajo en cuanto a rotundidad. Quiso, y de verdad, seguir los consejos y la tauromaquia de un veterano Maestro como Manzanares, dando el muletazo y la muleta puesta adelante, adelante adelante. Y muy adelante la cedió para querer transportar al animal. Pero durante el momento que el público estaba caliente, se le ocurrió meter el pico y torear con la variante, cuando el animal pedía romperse en triana con trincheras, trincherazos y cambios de mano, para después, lanzarse al Manzanares a matar. Y para culminación, bajonazo de gala, de los que el público regaló su tríbuto al animal con una clamorosa y cerrada ovación en el arrastre. Buen sabor ofreció su quite por saltilleras, la larga, y un espectacular cambio de mano doblado por bajo, que hizó sonar la bomba de olé en el tendido 7.

Víctor Barrio calentó, más que toreó en los lances de recibo de capa. Y es muy bonito tirarse a porta gayola, y precioso citar en el primer galleo de rodillas, claro que sí, pero la estética y poca composición en la verónica dijeron poco en la plaza de MADRID, donde hay que dar cuatro, cinco o seis verónicas de verdad saliéndose a los medios, o citando desde la boca de riego como con toda la valentía del mundo realizó el segoviano. Ofreció su poderoso toreo en redondo con la diestra donde el aire le privó de romper más la faena por el pitón derecho. Domaba él, más que el animal embistiera con transmisión, el cual le costaba entrar. Estoconazo de verdad, y oreja excesiva pedida por un público poco exigente.

Diego Silveti se mostró en novillero, en querer y derrochar su valentía y ganas, más con corazón que con inteligencia. Infinitas veces le avisó el 1º novillo que se vencía por el derecho y que poseía una malicia de guepardo tras su presa. En el intento de la ligazón en terrenos del toro, feamente fue prendido.En el 4º quiso y quiso, pero no había, tanto como querer matar a un astado con la cara rozando la boca las banderas de la calle alcalá.

Eran las 9 15 aproximadamente, cuando el novillo de la feria, aquel jabonero sucio, mantenía la fijeza en el diestro. ¿ Por qué tuve que morir así si te ofrecí todas las enormes posibilidades para abrir la puerta grande ?. Sucesos de los toros, cosas de la novatada, fortaleza de los encastados, y morir con un precioso cadaver por las hechuras, casta y entrega que ofreció el mejor novillo de la Feria de San Isidro 2011. Perdón por el olvido, tengo que nombrar la gran importancia del tercio de varas tras ser picado y medido tan bien el novillo superdotado, y por la cualidad del astado tan primordial para hacer sentirse en la faena a gusto a un diestro, y mostrar agresividad en la toma de los engaños. Gracias superdotado, por ofrecer cortijos a base de tu firme FIJEZA y desorbitada mirada.

OPINIÓN DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

martes, 24 de mayo de 2011

UNO MÁS UNO SON 7...

Totalmente imposible que un pato y un desesperado loco de manicomio sumen 7 porque son dos. También o tampoco como lo queramos denominar, con la dualidad morucho, borrego, borrico, más toreros con ganas, pueda la ecuación dar resultado igual a faena. Tan fácil es comprender que si Picaso no tuviera buenas herramientas para pintar, incapaz sería de realizar el bonito arte de la pintura. Tan sólo, dentro de lo malo,se puede hacer mejor las cosas con la inteligencia, y el oficio de haber pintado 500 cuadros, pero si un recién salido de la academia de pintura, tiene que lidiar con la mansa, borrega y para olvidar, corrida del Torreón, coger el capote fuerte que el volcán estalla. Y dos tíos con la montera bien puesta, anduvieron por encima del encierro. Jose María Manzanares tiró de recursos del padre. Ambos toros peligrosos, calamochenates, irregulares, probones e inciertos. Primera serie compás abierto y tirando del toro en línea, para posteriormente ir metiendo y sacar pases, más que torear. Muy voluntarioso, valiente y y con los pies asentados anduvo el alicantino con su ténica impecable. ¡ Y que difícil es que le cojan los toros a este señor !, su solvente muleta hace cantar a los ruiseñores y en poner en alerta a toda la fauna ibérica a la hora de entrar a matar. ¡Que dos sartenazos!, auténticos volapies tirándose a matar con toda la verdad.

Juan Mora no se acabo de entender ante el complicado primero, y muy por encima del 4º saboreó, tu tauromaquia añeja a pies juntos. Lo entendió muy bien citando al 1 a 1, ganando un paso a cada muletazo, ya que era imposible ligar fácil, y no queriéndose cargar el toro en la 1º serie. Otra buena estocada dejó al animal sin puntilla.

Cayetano aburrió al público en el tercero. Calamocheante pero más llevadero, al que se le pudo enseñar con la muleta algo más, y corregir la embestida para llevarlo al horizonte. Pero la mala colocación, la excesiva pérdida de pasos, y la falta de ligar a compás, lo dicho, aburrió y dio una lección de pegar pases. Y si el cohete se dispara, el muchachín de armani, lleva desaparecido por MAdrid, tanto en Las Ventas como en Vistalegre, como si las campanas no hicieran llegar las ondas a su habitación. Cayetano, demostró, que hoy por hoy, y lejos de esa confirmación con el toro de Victoriano, no está para venir a Madrid.

Y a tiempo caliente y sol divertido, comida fría y tarde aburrida, de las que mejor, pasar página de la enciclopedia del cossio.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

domingo, 22 de mayo de 2011

SERAFÍN ARRASA A LAS VERGUENZAS...


La estocada fulminante al segundo toro remató el batacazo. ¡Caramba, que forma de tirarse a matar de tú a tú!, ¡ con que verdad ! y con que ganas de matar al astado, tanto, que cayó fulminado en el momento. Ese fue el colofón final a un encierro de verguenza en Madrid. Es hora que ciertos aficionados salgan de la grave confusión. ¿ Pablo Romero es ganado torista ?. Detesto esa palabra tanto como el comportamiento de tal simple animal. ¡ Que auténtica verguenza ver un animal de 672 kg y unos leños de MAdrid a Peñalara, salir tan avanto y circular alrededor de las tablas del coso madrileño!. ¡ Que áspera en la embestida y que poca raza !. A este tipo de animal que por más que intento seguirlos, y que sinceramente hablando, NO EMBISTEN NI CON PATINES, ¿ ESO ES TORISMO ?, si el toro más manso de Núñez de Cuvillo o domec ofrece más emoción. No tiene culpa usted ganadero, porque bastante realizó con poder hacer a este encaste ir en un futuro al reencuentro, y por lo menos, lo más mínimo, que el animal embista. Hoy si hablamos citando con la panza, Pablo Romero sobra en las plazas de toros, y abundará en las exposiciones y museos de todo territorio nacional.

Pero la tarde fue de auténtica verguenza. ¡ Que mala lidia !. ¿ Dónde está el peón que debe cubrir el picador de la querencia?. ¿Dónde queda echar el capòte abajo para frenar al animal al salir avanto de la embestida?. ¿Y los pares de banderillas?, donde ciertos subalternos no atinaron ni a dar en carne.
Los picadores, mejor no hablar. Es un tema muy en contra de la fiesta que un picador no monte bien a caballo, basicamente hablando. Tampoco que no sepa torear con el equino antes de realizar la suerte. Ni que decir, que la colocación de las puyas son una auténtica bazofia, y castigando ya por abajo, la forma de picar al quinto el picador de Serafín Marín. Sinceramente, para haberle multado y sancionado, porque que manera de ensañarse con el animal a diestro siniestro y sin porqué alguno. Un arquitecto sabe que su trabajo es dibujar planos para la realización de un bloque, pero un picador no sabe que debe dar elpecho al frente, levantar la vara,lanzar,recoger, picar, medir e irse con los monosabios, y por supuesto, poseer arte para montar a caballo.

Serafín Marín saludó muy de verdad y templado al segundo de la tarde, con el capote muy recogido y saliéndose a los medios con él. En la muleta el animal tenía mucha fijeza y entraba con calamocheo, al que Marín se impuso con la mano diestra. A partir de ahí, el animal fue a menos, y tras unas ceñidas manoletinas, Serafín cobró una señora estocada que le valió por la grandísima afición de Madrid, una vuelta al ruedo tras petición, de las de MAdrid. En el quinto andó muy voluntarioso, firme y valiente ante un complicadísimo y peligroso astado más preocupado de reponer y buscar a Cataluña que a embestir en la muleta de MAdrid.

Ignacio Garibay se econtró a un primer manso con la embestida dormida. No era animal de lujuria, pero se dejaba y pedía más sitio y oficio. Mala colocación de Garibay, toreando para fuera en los dos primeros muletazos, y bien colocado en el 4º y 5º. Muy de mentira los cambios de mano y pases del desprecio con culo para fuera, y de ahí, que el animal se fuera al desolladero algo aburrido frente a un Garibay que no se encontró. Lo duro, sucedió en el quinto. Animal probón y con una mirada fea al diestro entre muletazos, al cual con un simple topetazo, le propinó una feísima voltereta y que menos mal que sólo quedó ahí.

Aguilar, el pobre que debutaba esta temporada, se encontró a un toro no acorde al buen toreo que nos acostumbra a ver. Con esas dos auténticas porquerías no se puede hacer nada de nada, sólo estar voluntariooso, e intentar corregir la embestida de un pegatornillazos como era el 6º, al que Aguilar no quiso aburrir al público. Con el gesto que le hizo al mozo de espada resumió todo. Menos mal que el mayoral se bajó del burladero antes del pitido final, si no...

Y con una verguenza de veterinarios que aprobó en el reconocimiento los dos primeros astados, indignos de cara para MAdrid, y tras un auténtico petardazo de Partido de Resina, nos fuimos a dormir. Sigan soñando con Pablo Romero, pero la realidad está en Cataluña, donde hay un torero, llamado Serafín Marín, que sabe torear, y que merece más. Todo, lo que no merece Manso romero, no estar en MAdrid, no presentar su ganadero toros feos y sin hechuras que no son dignos para este coso. Sólo desde aquí decirle, que si en tantos años no han sido capaz de subir a Navacerrada, en la edad de Jubilación le entrará la pájara y no pasarán de Guadarrama. Y es que, hay momentos en la vida, en los que uno queda para el museo, en vez de para pelear, luchar, entregarse, sacar casta, querer coger la muleta, humillar, emocionar, y sobre todo, dar en las corrida de toros, SENSACIÓN, DE EMOCIÓN.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

jueves, 19 de mayo de 2011

En el Guadalquivir nace, en el Atlántico desemboca...


Hoy 19 de mayo necesitó El Cid esos oles tan característicos de Madrid, largos, jaleados y durmiendo por momentos el toreo con esos giros de muñecas finales. Porque el toreo se sueña en la caída del sol, y mientras existen esos momentos de soledad de un diestro, se levanta sonámbulo escuchando los oles de la catedral mundial que revientan timpanos y levanta al público del tendido. ¡Que manera tan fantástica cante de los aficionados!, y es que en el toreo prima la verdad, la que dibuja el significado de la mano izquierda. Esa es la que manda en el toreo, la que exige un valor sereno. Es la dificultad que conlleva echar los vuelos y coger el tiempo para la ligazón. Es aquella que posee la dificultad de limpiar las legañas al toro cuando se remata debajo de la pala del pitón. Y lo difícil, que tan selectivo es en la carrera de los toreros, se produce por unos individuos privilegiados, que producen corrientes con la muleta poderosa como la del Cid,capaz de enganchar y llevar hasta el infinito, y de acortar el muletazo con verticalidad y remate de toreo antiguo. Muy por encima estuvo esa mano izquierda del auténtico petardazo, blando y descastado encierro del puerto. En el 4º, cuando pedíamos a gritos que desapareciera el animal de la arena, llegó un médico invisible ofreciendole un red bull. ¡Que comportamientos tan extraños tiene esta especie!, y de repente, arriba el toro a repetir y aguantando por bajo con nobleza la autoritaria muñeca del Cid. Comenzó la faena en dos series con la diestra bien rematada atrás con muletazos detrás de la cadera. Los oles llegaron cuando el cid desefundó la pistola, y todo el mundo manos arriba. Lección de dominio y temple, rematadas todas las series con pases de pecho circulares hasta la eternidad, enganchados de fuera a dentro para no interrumpir el viaje, por no querer pensar que los dio fuera de cacho como acostumbra el sevillano. Estocada trasera y oreja.

Miguel Ángel Perera mostró una lección en Madrid de pegapases como un trolebús sin saber a donde llega el destino. ¡Que aburrimiento de tarde ofreció!. Chico, si el toro no vale, y el publicó te pide que fuera, vayase fuera. Pase por aquí, pase por allá, de repente cambio para dar el de pecho por la espalda, y una auténtica borrega en la arena. Y sí, estuvo muy voluntarioso, y muy encimista como ya sabemos que torea, pero permanecemos cansados de todos los años llamarle con el despertador para que despierte y abra los ojos. Los animales no se los puede perder el respeto como creo que hizo en el segundo, y aviso tras aviso, año tras año, tenía que pasar. ¡Que fea voltereta!, y sinceramente, pobrecillo por la paliza tremenda que se llevó.
En el quinto comenzó la faena con muchísimo mérito y tragando lo escrito en la biblia. El toro venía al paso, y en arrancadas fortuitas y cortas, el péndulo se cambiaba a la espalda para hacer en marco la foto en un museo. El animal dudaba al entrar, mirando mucho al diestro, había que empaparlo y dar toque fuerte, pero Miguel Ángel pase por aquí,me cruzo, pase por allá, y cruzar el toro con la muleta en la espalda, y así, imposible la ligazón. Y de nuevo el tostón, y venga y venga y venga.

Daniel Luque se llevó los más destacado en cuanto a mansedumbre y falta de casta. Vaya dos auténticos moruchos, tan sólo permitiéndole realizar un saludo con verónicas de bella factura, durmiendo al toro por su ralentí y gran acompañamiento de cintura y riñones encajados.

MAnsedumbre de los toros, y capea de alcalareño en su último par, donde de repente el miedo se hizo presente, y ante un toro inválido ( después de propinar un buen 1º par ) entrando por la espalda a traición y con una banderilla. Todo lo contrario que joselito Aguirre que propinó dos señores caballeros pares asomándose al último piso del rascacielos.

En el Guadalquivir nace la casta y desemboca en residuo la mansedumbre. En las marismas comienza el natural, y desemboca con olas despaciosas en la orilla del estrecho, y en MAdrid nace la muleta adelante, en Sevilla el remate final artístico, y en el atlántico, terminan los pases de pecho hasta el infinito. Y es que, la mano izquierda, entre otras, es la del toreo puro, la verdad, la del dinero, y sobre todo, la de los grande secretos.

miércoles, 18 de mayo de 2011

SEVILLANAS, FLAMENCO Y CANTE DE MANZANARES...


Existen determinados individuos, por llamarlos de alguna manera, que para los católicos, se comentaba y se decía con las propias palabras de Rafael de Paula, que les caen unas bolitas en la cabeza que dios les da. El arte viene en la genética, se posee o no se tiene, corre por la sangre o no es capaz de almacenarse, y en conjunción con el corazón, este deja desarrollarlo delante de los astados o no. Pero Sevillanas, flamenco, cante y toreo tienen un componente común. La obra sale como realmente uno es, y como expresa su personalidad evitando comparaciones con distintos estilos. Para retumbar al público hay que sudar la gota caliente realizándo todo con alma, compás, sentimiento, y ante todo, naturalidad. De esa, que lleva Manzanares dentro para con simples movimientos corporales ser capaz de domesticar animales y embellecer el cante. Se baila entre serie y serie de muletazos, y el cante hondo, se realiza con los muletazos en redondo, cadenciosos, embellecedores y a compás. Porque no existen prisas en el toreo, y el verdadero torero bueno,es el que no tiene prisa para comenzar ni para acabar mientras empezamos a torear por sevillanas en la tercera serie, o bailamos con nuestra cintura frente al toro mientras rematamos la tanda con un molinete, y sin más, cuando a Triana llega la sintonía con dos espléndidos trincherazos de los que hacen el silencio en el Guadalquivir. Y es que MAdrid y Sevilla, tan distintas, y tan similiares, y tan apasionadas como artistas, mientras la obra muestre sus reliquias, el sur y el centro corean oles del arte embellecedor,prometedor y enamorado. El toreo de verdad de Manzanares acompasado, con leves movimientos, ligando los pases girando 180º sus pies y rematados con pases de pecho tan circulares que los gritos de los espectadores coreando el ole, son oídos hasta en Cartagena de Indias. Pero Madrid pide en el primer muletazo echar la pata alante, y de eso, no hubo y los pases fueron ligados y traídos con la verticalidad del diestro, y la muleta silenciosa del toreo del Alicantino. Toda la faena fue realizada a media altura ante un animal de largo recorrido por el lado derecho, y que no permitió nada por el izquierdo, salvo un impresionante y pinturesco cambio de mano del hijo de Manzanares.

El Juli, saludó muy entregado a cuerpo y alma por delantales templadísimos y ceñidos al primero de la tarde. Lo tuvo en el 4º, un toro que se dejó por el pitón derecho, al que sacó dos tandas extraordinarias de mano muy baja y enorme poderío con la mano diestra, y una por la zurda con muletazos larguísimos y perdidos en el horizonte. pero el enfado nos llegó en el primer muletazo " ponte en tu sitio hombre ", citando fuera de cacho, y en una de las últimas series de derechazos, en la que el pitón derecho del astado acudía la muleta tocando el pico. ¿ Que le dice un figura consagrado a Salvidar o Talavante ? ¿Eso es torear de verdad?. ¿Y de las Bernadinas o manoletinas que vemos tantas tardes en LAs Ventas para rematar las faneas?. En esta cuestión, un Julian vulgar y no fue capaz de rematar la faena al final ( o por lo menos intentarlo ) con trincherazos, ayudados por alto, manoletinas etc. Una mala estocada con una mala ejecución en la estocada al primer toro, fue corregida en el 4 donde mató de un desprendido volapié.

Castella tuva pocas opcionews ante dos toros desrazados en la que el francés ando muy por encima de un blando segundo toro.

Y de la baja andalucía no trajo Cuvillo el arte de sus toros, pero si un regalo de Manzanares se llevará, para dejar un sobre perdido en la autopista, el río,puente de Triana y la giralda, sobre el cante, baile y toreo unido todo al mismo son, a compás, porque como he repetido alguna vez,se torea como se vive y ha de vivirse, a compás, y como el alicantino vivió en la noche Madrileña de lluvia de estrellas y luces apagadas, en la salida Ventaña de la puerta grande de la madrileñísima Calle alcalá.

OPINIÓN DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

martes, 17 de mayo de 2011

CERVANTES A LA OBRA DE TALAVANTE...


Ole a la narrativa, ensayo, cine, teatro, pintura, escultura, pero mención especial a nuestra fiesta,y a aquellos pocos políticos que la defendieron. Porque la hermosura de nuestro olimpo de Madrid, se embellece al ver corretear por el coso más grande del mundo al verdadero toro de Madrid, con casta, fuerza y trapío, frente al ensayo de Alejandro Talavante, escrito con el toreo puro y artístico. ¿Donde quedan los toristas y los toreristas?, muestra clara esta tarde se vio que no hay tal distinción. Cuando los dos se fusionan, el color blanco de los tendidos derrota por goleada al silencio. Eran las 20:09 de la tarde cuando Alejandro Talavante soñaba de verdad, y cuando muchos aficionados que realizaron críticas hacia él y no acordes al gusto de este torero, cambiaban de opinión (reconocido por ellos mismos), de aquellas pesadillas vistas anteriores, a comenzar a soñar en la luz de la realidad como afirmaba Platón. Si Miguel de Cervantes apareciera por la calle alcalá hoy, concedería su premio a tal fiel artista como mostró hoy que es Alejandro Talavante. Su poesía escrita mantuvo infinitos recursos literarios como quietud, mano baja, cadencia, mando, valor, serenidad y culminación final en la última estrofa con un auténtico estoconazo recibiendo. Momentos antes el toro arranca fierísimamente y con agresividad al caballo el cual derribó por completo con el choque frontal. No quiso al inicio de faena Talavante probarlo mucho por bajo, rápidamente en los medios, donde realmente exigen los toros bravos, y allí, comenzó la faena con la mano diestra con una serie en la que se pasó el toro realmente por los muslos. Despertó a partir de ahí la exibición de poderío por ambos pitones, destacando unos pedazos de naturales a ralentí atzeca. Y de ahí, al repertorio, a la inteligencia, que es la que corta las orejas del toro, porque cuando había que dar distancia se dio distancia, cuando hubo que hacer el personalísimo toreo encimista se hizo, y cuando hubo que pasarse por manoletinas al toro, se realizó. Si por Talavante fuera, a cosa de las 12 de la noche, seguiría soñando porque continuaría dormido, o seguiría ddurmiendo, para conitnuar soñando con la belleza y auténtica plasticidad de toreo mostrado en Madrid. No perdonó un quite, y de los tres, destacó un auténtico e improvisado cambio de mano haciendo embestir al toro a ritmo de culebra. Por otro lado, destacó un ceñidísimo quite por chicuelinas.

Perera tuvo opciones en el segundo ante un animal que le faltó mucho fondo, en la que sólo el extremeño pudo sacar dios series con la mano diestra de bien, más que de olé. Y el frío llega al clima seco de Badajoz también, porque ante un toro como el quinto que permite saludar a la verónica entregado, hundido, con riñones metidos y sacándolo de dentro a fuera, el de la Puebla de Prior, optó por decir que no, o mejor dicho, por no decir nada.

El cid, dio un atuéntico petardazo. ¿Tanto miura para que?. Realmente donde se demuestran las cosas es frente a un toro de verdad como fue el primero. Algo brusco en la primera serie, y a raiz de domesticarse con la muleta del cid mientras le corría la mano con el pasito para atrás, la embestida dio un vuelco tremendo permitiendo realizar el toreo de verdad. ¡Que toro!, ¡como humillaba por ambos pitones!, ¡como pedía muleta adelante y temple para enseñarle el camino!, ¡como quiso pelear su vida el animal!, y lástima, lástima de verdad, que se fuera sólamente con unas palmas en el arrastré, cuando El sevillano pudo encender las luces de la capital antes de que cayera el sol. Quiso desmayarse demasiado ante el soso 4º, pero el frío, también llega a Madrid cuando el sol no pega como en el mediterraneo.

La poesía tiene sus partículas que forman un puzle, comenzando con una buena tinta de la pluma, que hoy sirvieron en dos bravos toros y ante un encierro que dio emoción en el caballo matizando su prontitud en la arrancada.Una calidad de la pluma y madura, demostrada por Talavante que a sus 23 años, realizaba historia en las ventas. Una suma de diferentes estrofas diferenciadas en conceptos distintos de toreo. Una suavidad de la escritura, basada en el mando, suavidad y valor. Y una composición final, que Miguel de Cervantes otorgaría hoy, por ofrecer el estallido de la bomba atómica en el universo torista y torerista, sobre lo que es hacer el toreo a un toro, y demostrar, que hoy es un auténtico, digno y valorado FIGURÓN DEL TOREO.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

lunes, 16 de mayo de 2011

¿QUE DIRÍA JOSELITO EL GALLO?


Ambiente torista típico de MAdrid, y es que el día que los cardenos aparecen por la monumental, el ritmo de subida por las escaleras se acelera para subir a los asientos. Cierto es que el corazón late a una velocidad más fuerte antes, durante, y después, ¿quizás por la mirada del toro de Santa Coloma de las que nombran y comentan los toreros que aterroriza?. Verdades y opiniones hay muchas, pero si a todos nos pone de acuerdo algo, es que raro, extraño, atípico, es que con una corrida de este encaste peles las pipas de calabaza con los dedos meñiques. Hoy, en los tres primeros toros, se me pueso el corazón a 190 pulsaciones. ¡Que miedo hicieron pasar los tres primeros novillos!, a algunos espectadores como yo, y a los novilleros, y el que diga lo contrario, miente. Animales más pendientes de las cuatro extremidades que del trapito rojo. En la segunda parte el sistema cambió, la nobleza y la agresividad llegó en el quinto toro, y la bondad en la embestida con poca raza al ton ni son en el 6º.

Pero caminando por otro camino alternativo, si hay toro distinto, conceptos diferentes, variedad en las suertes, y ejecuciones de distinto tipo, la riqueza cultural aumenta. Por momentos de la primera parte parecíamos vivir en el año 1910. ¡ si Joselito el Gallo viera la corrida hoy !, faltó sólo él para enseñar el arte de empezar la faenas pudiendo por bajo a estos toros. Si le pedimos de más, que aguante la segunda parte, para decir a Victor Barrio que el toro de este encaste hay que probarlo primero en el capote por extraños y cambios en el temperamento tan variado en los cárdenos que pueda suceder, y más cuando los dos primeros novillos avisan a sus compañeros que se meten mucho por dentro. Si nos tiramos en los medios de rodillas para rematar una media en un cuarto pase, como te pones en el medio de la vía del tren, el toro te arrolla. Eso sí, en mi interpretación de entender a estos toros.

En 1910 no se vería una ejecución de la suerte de varas como vimos en el tercero. Muy bien montado ese caballo, el cual a la órdenes del jinete el equino no mareaba la perdiz dando vueltas a la manzana. Ahí quieto parado con el pecho alante, como el toreo de verdad. Vara levantada y citando con arte y expresión corporal. El novillo inicia el arranque a galope, y dos puyazos en todo lo alto perfectamente medidos, y cuando el animal no empuja, vara arriba. ESTO ES EL ARTE DE PICAR. Muy noble embestía las dos primeras entradas a la muleta, y en el tercero, a buscar el bulto. Así imposible torear.
Víctor Barrio se encontró con el novillo más manejable del encierro. La faena constó de dos partes, la primera en la que el animal se comía la muleta de forma codiciosa y con un galope de alegría sevillana. Tandas de limpias del segoviano en redondo bien rematadas. A partir de ahí, el animal comienza a tomarla en dos tiempos y probando, lo que desluce la regularidad de la faena. Estocada baja y vuelta al ruedo.

Jíménez fortés no olvidará tan fácil el trago de MAdrid de hoy, y eso que la puerta se caía fácil al suelo. ¡Que bien parado el primer toro!, el secreto del temple, relajar y suavizar la embestida y a base de muñecas y corazón decelerado. Toreo suave a la verónica y "vamonos" con la media. Después el trago en la muleta, animal super orientado, y toro y público de Madrid por encima de la facilidad ninguna que ofreció el cardeno.

Manuel Larios ofreció poco oficio, y verderón para una corrida de encaste duro y en una feria de San Isidro. Ante el primer animal algo brusco que había que solventar las tarascadas con mano baja, puso la muleta a la altura del pirulí. Con el sexto, que al no ser por los dos puyazos de más con los voltteretones, habría sido el toro de la tarde. Lo poco que tuvo el animal fue bien aprovechado corriendo bien la mano por ambos pitones, destacando tres naturales, pero después, la sosería en la embestida y la tarde en su contra poco le valió para levantarla.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

domingo, 15 de mayo de 2011

ASÍ SE VIENE A MADRID...


Día grande en la festiviidad de Madrid, su Santo Patrón hizo ver una apertura a nuevas fronteras, donde la cultura une rasgos. La tan querida México invitó a rematar un precioso cartel y a la confirmación de Saldívar. El tan conocido nombre en el coso venteño, del cual muchos aficionados desconocían el pasado de este diestro, de ese fatídico día del mes de agosto donde el valor de Saldívar pudo a la vida, y a las ganas de ser torero. Hoy en la parada del metro de ventas, se bajó el atzeca levantando la cabeza para decir que puedes escucharse en un futuro una sucesión en la figura de la tauromaquia americana, como en su día fue Cesar Rincón. ¡ Que solvencia para tan poco oficio! ¡vaya pautas más bien marcadas en las faenas! pero por encima de todo, ¡que garra, raza! y perdón por la expresión, ¡que cojones!. Hoy demostró el mexicano, que es hora de realizar una llamada al mundo taurino y los empresarios a cerca de que sobran diestros en muchas ferias. Sobra vivir en el toreo del nombre, sobra, el no saber torear y vivir de la prensa del corazón, sobra, que existan toreros en una feria como la de sevilla cuando llevan 10 años sin venir a Madrid, y es más, cuando el concepto, conocimientoes y las habilidades para torear son escasas. Saldivar en su bajada del metro de ventas, se encontró con un deslucido encierro de cuvillo, con genio y poco fondo. Al genio del primero le pudo el mexicano con ténica y toreo largo. Fuerte era el calamocheo, pero el gran temple y mando en su muleta, hizo a Arturo ligar 3 pases llegando a corregir la emebestida del toro. El animal al verse podido se vino abajo pronto, y arturo decidió realizar unas ajustadísimas manoletinas. La ovación fortísima fue el resumen de su grata confirmación. La buena confirmación apareció en el quite del 5º toro. Era increible la forma de revolverse y la codicia malucia del animal.- Tres fantásticas y ceñidísimas chicuelinas con una revolera hizo romper las manos al tendido, todo mientras salía de la suerta caminando con un gran aire torero.
El mejor toro de la tarde fue el sexto. Arturo pecó en el quite de repetir lo mismo que el animal anterior cuando ya lo había dicho todo anteriormente. Toro a los medios, donde se hace el torero de verdad, toro serio e íntegro y torero hundido para el tu a tu. Después de un inicio ESPECTACULAR en los medios con pases de quietud por delante, y por la espalda, llega la primera serie donde le coje bien el aire el diestro con la diestra pero el animal se acuesta mucho y se mete por los adentros. Cambio a la mano izquierda, donde llegan momentos buenos del toreo al natural, dando buenos pases, pero sin llegar a propiciar el estallido. Muy puesto de verdad, cruzado, muleta alante, ríñones en media luna, y a torear.

Talavnate se tuvo que hacer amigo con un falto de raza segundo que entraba en tres tiempos en la muleta. Alejandor dejó destellos de calidad y saber llevar al astado en la muleta. Se las vio y se las deseó con el 5º, un toro muy violento, con mucho genio y de cobardía temprana. Alejandro le supo ganar en todo momento la lucha, hasta que el genuino astado, dijo que no había más lucha.

Morante de la Puebla dejó dos majestuosos lances a la verónica en el cuarto echando muy bien los vuelos, aunque lástima, que el animal al quedarse tan corto no le permitiera volar el capote por el otro pitón para ligar un saludo como manda el maestro bohemio. Pocas por no decir ninguna opción le ofrcieron sus astados. Así no se puede triunfar, y un sabio y artista, nunca debe aburrir al público, por eso, si el animal no desea justificar su existencia, ya manda el mensaje al público, por lo tanto el diestro lo que debe hacer es acortar. Nos guste o no nos guste, sinceramente como aficionado, no me gusta que me aburran, por eso, pongan un verdadero toro a morante, y rompan a llorar...

El nombre, se denominó Arturo Saldivar. Así se viene a triunfar a la capital del toreo. Y por favor, que no otorquen medallas de bellas artes a quien no viene a triufar a MAdrid, cuando un muchachín, que viene a cruzar el charco parar torear, se cruza, da distancia, pecho adelante, invertido por la espalda y a meter riñones para torear de tu a tu con la mano izquierda, desde luego no merece desperdicio. Si quieren cruzar el charco para cualquier sentido, que sea para torear, porque de crucero, ya van numerosos diestros que no saben en qué plaza del aparcamiento dejaron el coche. Pero Saldívar, dijo que en mayo, le dejó en la plaza número 15, y a la vuelta, recordó y saliió de la capiutal, de la plaza número 15, y con el premio de la recompensa, del público de Madrid volcado al gusto del toreo bueno, de verdad, con alma y corazón, por que al fin y al cabo, ¡se torea, como se es!.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

miércoles, 11 de mayo de 2011

DE CAER EN GRACIA A SER GRACIOSO...


Cuentan los dichos populares que hay veces que más vale caer en gracia que ser gracioso. Hoy Rubén Pinar marchó de Tobarra a Madrid, del toreo soso pegapases, monótono y sin sentido, a lo rítmico, inteligente, estético y valiente. Aquella puerta grande "barata" quedó lejos, los golpes del accidente de tren en Madrid con el toro de dos orejas del puerto de san lorenzo quedó en olvido para unos, y en rencor para otros. No había comenzado a dar el primer pase en redondo cuando las voces de aficionados que les hace daño el sol les hizo silvar y querer que Pinar no triunfara. Rubén Pinar toreaba vertical y desmayado a media altura para rematar con el de pecho. Mano diestra comienza el toreo en redondo, cambio a la mano zurda donde el animal en la lidia mostró calidad, y donde en la muleta se rajó. Técnicamente la muleta del manchego volaba y arrastraba bien, pero sin acompañante hasta el final. Cambio a la mano diestra, el astado quería huida, y Pinar con la muleta sometida y en el hocico decía que de eso nada, tú, al ring conmigo. Hasta que el gladiador Pinar se quitó la camiseta y dijo aquí estoy yo, con un pase por detrás rozando los serios pitones la espalda del chiquito, rematado con un pase de pecho. Finalmente, estocada hasta la bola, tirándose a matar muy de verdad, lo que le hizo, salir a saludar y comunicar, que para ser humorista hay que saber hacer reir. Y aunque no sea torero de mi gusto, y también, que muchos le hiciésemos la cruz, hoy rubén Pinar como buen artista, me hizo reir, fue gracioso, gran profesional y buena verguenza torera dignificada y demostrada en la plaza de los Vientos.
Muy gracioso fue el par de banderillas de Montoya, extraordinario y torero bailando con los palos, para reunir, asomarse y salir limpiamente de la cara. Hizo lo mismo Chano en su turno, teniendo que dejar un gran segundo par dejando ver y llegar al toro. Todo posteriormente, al par a toro pasadísimo que dejó en su primer turno.
Y otros como los picadores, no se con que nombre artístico denominarlos. No se monta bien a caballo, se tapa la salida, y cuando se agarra bien el picador con la puya en alto, la masacre. El tercero de la tarde hizo una muy buena pelea en el primer puyazo, fue machacado, y cuando realmente hay que ver la bravura en el segundo, el animal huyó, por culpa de ambos. Lo de medir queda para el laboratorio, lo de levantar la mano para los funcionarios de prisiones y el monopuyazo y hacer que el toro se merme en el peto del caballo, para los picadores de la actualidad, o mejor dicho, para los hombres de a caballo, porque picador es una profesión, y picar, un arte. Hoy dicho dualismo picador y picar, quedó en la estación del olvido.

Los dos mejores toros dentro de la desrazada y falta de motor corrida del Vellosino,corrieron a cargo de Uceda Leal y Abellán. Uceda se gustó en el primero con pasajes de muleta a media altura. No más, porque el toro se caía. Pero cuidar bien aun toro, no dar tirones, hacen venirse al toro arriba, y en la tercera serie, el animal reipitó con más calidad y nobleza. Pero si el músculo dice que no...

Abellán se llevó el mejor lote. Más pegapases que torear, más dar aire al toro para que salga que llevarlo toreado, más frialdad y cuerpo inclinado que riñones metido y muestras de torear enamorado y con pasión. El pitón derecho del toro le dejaba realizar, pero el sentimiento, la pasión, el arte y las ganas,deben ser uno de los factores para triunfar en Madrid.

Resumiendo, los defectos nombrados, fueron solucionados por un Rubén Pinar que actuó muy profesionalmente y cayendo en gracia a los aficionados, con gratitud, serenidad, coraje, ténica,ambición, poder, raza y corazón.

OPINIÓN DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

jueves, 5 de mayo de 2011

COMO SE BAILA, SE CANTA Y SE VIVE...


Leyendo un libro dedicado al maestro Jose Antonio Morante de la Puebla,comentaba que para torear tan despacio, primero hay que saber vivir tranquilo, aunque no a tal extremo suyo de llegar tarde hasta para desayunar. Nos lo tomamos a risa, pero me pasaría horas con el dolor de estómago con tal de ver ese toreo que para circulaciones y relojes en escalas mundiales. LA giralda no tuvo más remedio que sonreir y alzarse más todavía frente a los muletazos de Manzanares, cosa, que hasta las gaviotas que deben vagabundear por las marismas, quisieran corear su eco. No es más que un hijo de un alicantino que en su día bordó el toreo, e hizo ofrecer unos genes a su hijo sobre el toreo a compás, ritmo, cadencia y cintura de ruleta.No son fáciles las comparaciones, creo que se odian, creo que no deben compararse, uno en manzanares, otro como este último, en Jose Mari, ambos unidos con el nexo llamado clase, y al pequeño, se le añaden las "pincelah" y toques de "harte" que tan bien unen a Sevilla y Alicante.

El toreo como todas las artes goza de sus tiempos, sus momentos y sus por qués. La obra empieza de menos y termina a más. Las palmas del público son leves y terminan con callos. El primer dibujo del natural empieza en línea y acaba casi siendo cirular.La arena no se mancha de pintura con tirones con la muleta, pero se dibuja al óleo con 3 cadenciosos muletazos terminados con un cambio de mano. El estribillo del cante flamenco no termina con un pase de pecho desafinado, sino que provoca el estallido de las elegantes personas del público con un pase de pecho basado en la eternidad. Y desde luego, que los buenos arquitectos de la historia han comenzado la faena obligando poco al toro, y poco a poco ir meciéndolo a más. Han negociado, los ciemientos se han basado en la forma de enseñar bien, y hacerlas mejor según se contruyen los arcos finales de la andanada de la maestranza. Los buenos artistas, mandan son su peculiar cerebro un ritmo y un por qué a las estilizaciones, comenzando por el toro en su forma regular de embestir en la muleta, y finalizando por el diestro, en su forma de acompasar, mandar, llevar, cadenciar, saborear, vibrar, emocionar,enamorar, gustar...

Flamenco, toros, pintura, baile, y Manzanares, marcan ese estilo de vida a compás,y que el maestro alicantino ha adquirido sus dotes dentro de este amplio grupo del arte. Su faenón de toreo templado, ligado y relajado, dice que el toreo es sólo para unos pocos privilegiados, quizás con unas marcas innatas que desde pequeño les hace vivir a compás de una manera que dios les dio con sus bolitas. Y aunque no siempre templar es torear despacio, el pasado día no hice ver tales distinciones, y es que cuando se torea como se es,y como Manzanares es, las gaviotas emigran a la maestranza a acompañar la faena con la música del maestro tejela. Con gaviotas que vuelan, música que suena, y toreo que torea,siempre, a compás,como se baila, se canta,se vive, y se ha de vivirse,siempre, A COMPÁS.

ARTÍCULO DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

lunes, 2 de mayo de 2011

Fandiño se corona


Llovía disimuladamente a cosa de las 4 30 de la tarde sobre el coliseo romano de las Ventas. El agua era el acompañamiento a una tarde en la que la lucha hombre-animal hacíase ver en la realidad, en recuerdo a aquellos gladiadores del Imperio Romano. 6 auténticos artífices esperaban en chiqueros, dos, con una presentación en recuerdo al llamado " auténtico toro de MAdrid ", que en ciertas ocasiones ciertos veterinarios de hoy han olvidado su denominación. Duros y complicados resultaron los Carriquiris, donde el oficio cobraba billetes de 500 euros, y donde la cabeza debería permanecer con más iluminaciones que la castellana. Y para mostrar el arte de torear, hoy, debía mostrarse también el arte de saber luchar. Tres gladiadores pisaron descalzos la arena, dos con ganas, uno como el fundi, fuera de juego todo el partido. Se encontró con un 4º con recorrido aunque no con mucha clase embistiendo. Había que poderlo por bajo, pero la muleta tocaba el reloj, y el poco sabor que fundi quiso hacer ver a los asistentes flotó en un cúmulo de pitos.

Fernando Robleñó se encontró con el animal que más clase ofreció en sus embestidas, donde la faena obtuvo sus pasajes de toreo relajado y de poder con mano baja por ambos pitones, pero a la que le faltó ritmo y compás, por no atreverse Robleño a tirar la moneda para dejar la muleta puesta, y no excederse en el 1 a 1. Un soso 5º se encontró en la arena del circo. Todo lo que le faltó de exponer en el 2º lo arrojó en el penúltimo.Faena de corazón, entrega y valor, con momentos de ligazón, tiempo de muletazos de uno en uno, e instantes de corazón. Perfectamente colocado y torero, los muletazos fueron sucediéndose de menos a más, hasta tal momento que aburrió al respetable por ofrecer una tanda cuando el toro le pedía oxígeno. Antes, en su turno de quites, ofreció sus chicuelinas y unas ajustadísimas y arriesgadas tafalleras.

Iván Fandiño tocó con un tercero descastado que le ofreció pocas opciones. salió el 6º, con dos auténticos puñales donde el vasco se intentaba estirar a la verónica, pero en la tercera, el animal codicioso empezaba a reponer y a obligar a perder pasos muy rápido a Iván. Hacia los medios lidiando se lo llevó, y con una media culminó el saludo. Muy violento y sin ritmo llegó a la muleta, donde no repetía los muletazos, y el vasco a final consiguío hasta la ligazón con 3 pases. Pero la verdad a resolver era cómo tirarse a matar entre dos metros de anchura entre pitón y pitón. Y la verdad, es que cuando el corazón deja, y el cerebro da la orden, los problemas se solventan.Iván, "se tiró a a matar" y dejó un auténtico estoconazo que le valió una oreja por unanimidad junto una vuelta al ruedo de sabor heorico y de victoria, donde si hoy viviéramos miles de años atrás, los romanos le esperarían con las manos alzadas. Y es que para ganar hay que poder, pero sobre todo querer, y el de orduña en ese aspecto, sobresalío por encima de un complicado encierro de carriquiri al que el público de MAdrid, ovacionó trás la meritoria labor del 6º, como si de un divino de Roma se tratase.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

domingo, 24 de abril de 2011

RECITAL DE MATADERO...


¡ Que no vuelvan ! gritaba un conocido aficionado desde el tendido. Ya en el tercer toro su voz hizo sonar y escucharse. ¡Que asco ganadero!, sin faltarle razones, porque era para haber invadido el coso con cojines. No tienen derecho los aficionados a pagar por un espectáculo tan paupérrimo y ver semejante teatro. No tenemos derecho a soportar ver un astado como el segundo que no se mantenía en pie, y encima tragárnolo para el estómago. Y es que las consecuencias sufridas,es que cuando el camino empieza con dificultades, los baches van aumentando, y las trabas y problemas a resolver disponen de una mayor capacidad de imaginación y resolución por partes de los hombres de a pie, para volver a divertir a las banderas, el reloj, la veleta, y hasta los músicos que aún" tocando sus pasodobles " se amordecían en el más allá de la plaza. Y son 3 resurrecciones de no sabemos qué. Talavante, Luque, y Los recitales han formado un once incapaz de definir con contundencia. En las tres posiciones faltó TORO, y de nada vale acudir a la plaza muy guapo con traje y corbata tras ver la última procesión de la semana santa, si cuando uno elige el ocio( como es el caso de los toros )hay que poneer patines a los animales para que desplazen con mínima alegría y te convierta el silencio mantenido en la procesión, en una mínima alegría y llanto de emoción. El caso de hoy, la poca casta y blandura. Pena daba ver un animal saltar a la arena al trote con la cabeza alta. Lástima observar un animal que llega a la muleta con la lengua fuera y encogido: Llantos y lloros por ver como al acabar de embestir el toro gira la cabeza como si con él no fuera, etc.

Lo que si nos contó la tarde de resurrección, es como llevar a cabo las recetas para dejar la comida cruda o pasada. Curro Díaz mostró en su primero un buen saludo capotero con gusto, templanza y serenidad. Al igual sucedió en la muleta, donde el pase de la firma, cambio de mano y trincherazo hicieron una mella de belleza con carácter prometedor. Después, el exceso del compás abierto no es nada bueno, y de vez en cuando hay que cruzarse al pitón contrario...
Receta mala y cruda fue la de Leandro, el cual, hoy reamató la faena del tiempo de auge que lleva en las plazas españolas enganñando al público con el dichoso toreo a mando a distancia. LA carne roja la dejó más dorada en el inicio de faena en el quinto, dobalándose con rodilla en suelo de precisa y bonita ejecución. No se acabó de entender con el "falso quinto " que excepto la protestada primera seria, le costaba repetir las embestidas y trasnmitoir al público. Por lo tanto, no entendí las palmas en el arrastre...
Pero la comida cocinada más cruda que existe continúa siendo los picadores. ¿Picar o fusilar?, "I dont know", diría un guiri cuando vea que en el primer puyazo se ensaña el picador como si la vida se escapara. Lo de medir, ha quedado ya para los termómetros, y por mucho que un picador coloque dos puyazos en todo lo alto, sin una mínima capacidad de medición, no merece en MAdrid ser aplaudido.

Y errores, como no saber por parte de Morenito de Aranda que un astado mansísimo sin fijeza a la hora de entrar a matar, no debe matarse a la suerte natural, ofrece más que hablar. Quizás ¿ porque hay que darle la salida a tablas?en mi opinión sí.
Y otro más a la caja de recogida de basura del último domingo de semana santa, donde se sigue sin resucitar, y el cual este año 2011, encima nos motró todo un "recital" de lo que SOBRA EN EL TORO, Y EN EL TOREO,a excepción, del lujoso paseillo currista ejecutado por los tres.

OPINIÓN DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

domingo, 17 de abril de 2011

RAMOS PARA SERAFÍN...


Fin de semana de gira madrileña por parte de los dos principales espectáculos de masas españoles. Disfrutarían del sol de la capital, porque en lo demás, ambos se estrellaron con dos barreras inmóviles. Uno con la defensa de mourinho, y otro como Serafín Marín, con un 5º "central" que le ofrecía golpes a todas de cambio. Total, que un Serafín MArín mostró en Madrid esta tarde la raza posee y mantiente como torero . Puso todo corazón y raza, por toda la que le faltó a la moruchada de Mº Carmen camacho. Quiso y pudo con el irregular en la embestida del segundo, el cual anduvo por encimna de él ofreciendoles distancia y verdad en su toreo, culminándolo con una grandiosa estocada dibujada artísticamente.

Pero según avanzaba la tarde, los huecos en la defensa se cerraban más aún, y apareció un basto sobrero por toriles, nada claro, incierto, sin recorrido que no ofrecía confianza a nadie, y allí caminaba un Serafín MArín que comenzó tanteando con mano diestra. El toro no permitía la quietud, y MArín con muleta más retrasada tiraba de él a media altura y en línea. Error era bajarle la mano, ya que el toro al verse podido se habría dejado dos tandas en vez de cuatro y media como MArín ofreció. Uno a uno, con paciencia y a por él, toque fuerte y ¡vamonos!. TAnto se querían ir, que el animal le dijo que no se escapaba, y un varetazo con mala intención del astado, dejó sellado en el recuerdo al catalán. Y de nuevo, estocada artística y toro sin puntilla. Otro día, el color blanco en las gradas ofreció su clamor. Pero, la apoteósica vuelta al ruedo concedida por el público hizo honor al pundonor y capacidad para rompèr muros defensivos. Todo decirlo, antes saludó de capa de forma artística y gustosa al quinto que fue devuelto a los corrales. Así hay que venir a MAdrid. así hay que demostrar querer ser torero, así es la raza y la casta, y así no es el tipo de toro penko lucido en MAdrid hoy, como tampoco, la frialdad de Victor Puerto y su inexplicable manera de descabellar, sin echar la muleta al hocico. ¡ Que verguenza ¡ Y es que fue lamentable, con un respetuoso público que tendría que haber lanzado alguna almohadilla, o quizás madarle al parlamento catalán...
Y aunque El pobre Javier Cortes sin culpa alguna tenga que pagar el aburrimiento del público, tragando delante de 15000 personas, hay que decir que Barcelona acudió a romper el muro este fin de semana a Madrid. Lástima que MArín no hondeara su bandera catalana para realizar el paseillo, y mostrar que posee más inteligencia y gallardía, que gran parte del parlamente catalán junto. Lo que si es cierto, es que hoy Serafín MArín rompió su primera barrera fija, después, en la champions a 20 días, se verá su siguiente actuación. Sólamente, con el verdadero toro que le embista y le ofrezcan más ayudas, pero para eso, habrá que pedírsela a alguien más, por ejemplo sin ir más lejos, a San Isidro LAbrador.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

domingo, 27 de marzo de 2011

JUSTIFICACIÓN DE LOS BRAVOS...


Era cosa de las 7:50 de la tarde, Florito relucía el paisaje pantanoso Venteño del domingo de hoy, con sus lustrosos cabestros. Minutos antes, el sexto de los chospes caía al suelo por una lesión en su mano. Salío el sobrero de Navalrosal, jardinero de nombre, muy en en el tipo, sobresaliente de fuerza y motor y dejando sus semillas en el recuerdo. Su codiciosa embestida y repetición se moestraba en la lídia, hasta que el fuego del turbo élite brotó en su sangre. Allí había un diestro vestido de verde y oro que saludó al 3º de forma extraordinaria de capote, a ritmo de ralentí mexicano, con una media de serenidad. 20 m le ofreció al 6º toro, porque el animal quería celo en la muleta y galopar a ritmo de hipódromo. Series con la diestra llevadas, más que de poder( a excepción de la cuarta, donde la mano baja y el mando puro se alzó por encima de las nubes madrileñas ). La mano zurda suspendió, citando desde el pirulí, y sin llegar dejar ver al astado ver el recorrido que tenía. 20 muletazos y a por la espada, y el animal no pedía el cambio, quería jugar los 90 minutos y la prórroga, porque los que son bravos poseen dicha característica. No se conforman, y comienza pidiendo una limosna, y a medida que tomar confianza te piden el millón de dolares. Y aunque, les robes el maletín, no se dan por rendidos para intentar lograr el KO. Aunque le pongas la estocada hasta la bola, el animal dice que no se va al cielo de rosas. Porque bravura es luchar hasta el final, es recibir una puñalada y querer contratacar con dos, es ir mareado antes de la cima, y de repente recibir sales minerales del sitio que no los hay, es no tocar la muleta y que te puedan por bajo, y sacar agresividad, casta y " lo que hay que tener " para romper el trapo rojo en tres. Es decir también a parte a Emilio huertas, que cómo con un novillo con la boca cerrada, se puede ir a por la espada de verdad, cuando la opción de recibir en la puerta Grande de MAdrid la corona de marqués, es regalada a base sólo de querer hincharte a torear en el albero madrileño, y calmar la cortina de agua con más entrega, serenidad y ganas de volcar la puerta con una fuerte patada.

Bravura, es ir de menos a más como la faena de en el quinto por Sergio Flores, donde un novillo algo rebrincado, entrando en la muleta en dos y tres tiempos sin permitirte nada como el quinto, Sergio Flores a base de corazón y de decir aquí estoy yo, hagan sonar las palmas del coso para caerte una lluvia dulce de palmas, con muletazos de poder y ganas frente al respectivo temperamento y genuino comportamiento del astado.

Bravura, es dar la cara como José y Ángel Otero en sus respectivos. Expresando con el cuerpo querer saludar, yendo de frente para cuadrar para imponerse al animal, no dejando al peón de brega dar veinticino pases, y como con la distancia y la verdad saber reunir en el balcón de un rascacielo americano. Nada más que contar, fueron cuatro soberbios pares de banderillas que levantaron de los asientos mojados al público.

Bravo, es venir a MAdrid y mostrar que vienes a torear y no de turistas como vinieron los astados de los chospes, donde no se les vieron postitivas actitudes en el caballo, donde algunos en el inicio de la faena no se acobardaban de la clase impartida en el colegio sobre lo que es la raza ,incluso, impacientando al diestro que debía dar hasta cuatro toques con su muleta. Claro que decir al ganadero, que para enseñar a embestir a sus toros, hay que seleccionar mejor.

Pero hoy se cumplió en los toros, lo que al final de las películas de intriga. En momentos de frío y aburrimiento a nivel de astados, veíase disfrutar del cimiento de la fiesta. Y no hace falta escuchar oles desde Cartagena de Indias, sólo con ver galopar y luchar hasta que el agotamiento mental diga hasta ¡aquí hemos llegado!, ¡basta!. Desde luego que no fue día de turistas para decir de MAdrid Al cielo, porque la frialdad y el mal tiempo de la ciudad, fue enturbiada por el gran sexto novillo de Navalrosal.Y ahora sí que sí, DE LOS CHOSPES AL FUEGO, Y DE LA BRAVURA DEL NAVALROSAL AL CIELO.

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

lunes, 21 de marzo de 2011

¿ Qué ocurre con el monofigurismo español ?


En tiempos de crisis económica nacional e internacional, todos los sectores se ven afectados en mayor o menor nivel, no quedando por supuesto los toros aislados en el tendido . El panorama actual es el siguiente, y es que el espectáculo en una parte sufre una monotonía por el conjunto de las ferias a nivel nacional, trasladada a que son los figuras del toreo los que se hinchan hasta las trancas a matar corridas de toros, trayendo como consecuencia, que los fieles seguidores de tendido cero como yo, tengamos que ver todos los sábados más de lo mismo. Cuvillismo y los marqueses de domec se han fusionado bajo la bandera Yanki del G10 invadiendo con armas de destrucción masiva.¿ No empieza a cansar ya? ¿ No hay más ganaderías para torear ? ¿ ¿Por qué en México se inflan a matar saltillos y en España el nexo cárdeno-figura no quieren ni verse?.

En primer lugar, figura del toreo para mi opinión se considera a todo aquel que es capaz de dominar verdaderamente el arte de torear ( no pegar pases sueltos), con un calibre destacado al resto del escalafón. Indudablemente para ser figura no hay que ser un Rubén Pinar, Daniel Luque, Miguel Tendero por la sencilla razón que se les mete una responsabilidad en corcondancia con el poco oficio aprendido, y dando resultado la ecuación en ocasiones, "ostiazos" de los que tiempo más tarde hay que reponerse. El figura del toreo verdaderamente hablando, tarda en hacerse un mínimo de 6 años, porque el toreo exige muchos detalles que se aprenden en el día a día. Porque dominar a una fiera en un lugar de extrema responsadilidad como MAdrid para desorejarlo no es como montarse en un tío vivo. Y también, porque aparecen y existen trucos, detalles, matices que hacen despertar una faena de mala mejor, y de mediocre a obra artística
. Una vez sabidos qué carteles son los que están compuestos por figuras y por futuros estudiantes universtiarios,subimos de escalón, y resulta que nos encontramos al G-10 apuntadas a las juan pedradas y a las cuvilladas. Sinceramente, Juan Pedro ha dado que dejar entremanos el bache ganadero que sufre, Cuvillo, parece que empieza a quedarse descolgada del pelotón, y las demás ganaderías, todavía permanecen en parrilla de salida porque los figuras no dan oportunidad a que salgan. En México la gira en bicicleta Mexicana tiene en la "pole" a los saltillos, y el tour de Francia la rama variada de encastes españoles. El Juli y Manzanares engordan en México a base de torear saltillos, Curro Díaz realiza una faena de escándalo en Nimes, y todos los toros de Ana María Romero inflándose a embestir en Francia. Llega la vuelta a España, y diversas ganaderías deben permanecer en terreno gabacho porque no pueden emigrar a España. Ustedes ahora diganme ¿ Se imaginan todos los días un pelotón circulando por el mismo circuito?. LA lástima que los "mallots amarillo" están poniendo en ocasiones en serios problemas a la fiesta de los toros. ME parece estupendo que siendo figuras eligan ciertas ganaderías que le faciliten su concepto más intrínseco del toreo, pero por favor, una cosa es aliviarse en algún muletazo, y otra torear fuera de cacho en 25 muletazos de la faena. No creo que suceda nada por apuntarse a un encierro de Puerto de San Lorenzo, Ana MAría Romero, Baltasar Ibán, Victorino Martín, Alcurrucén, La quinta. No ha habido ningún problema cuando el Cid en MAdrid o Bilbao ha dejado sus huellas con los Victorino, cuando Roberto Domínguez en su día mostró el toreo puro y técnico de poderío con la mano zurda ante un Victorino. Cuando Cesar Rincón lidió a aquel astado llamado Bastonito, o también aquel año que Encabo se encontró con un animal llamado Murciano de Victoirno para haberle cortado el rabo en Madrid. El peor resultado de toda esta baraja de naipes, es que nos encontramos, con un pobrecillo Oliva Soto, que caminando poquísimo toreado, se encuentra en Sevilla con dos astados del Conde de la Corte, y a punto de ver desde un altar de la puerta delo príncipe Sevilla entero. Un diego Urdiales que aparece por MAdrid en una sustitución dejando su marca, y las empresas son alérgicas a observar su currículum. Otras , se encargan de contratar modelos de pasarela para que la televisión grave la corrida para el salvamé deloux, y las chicas besen al diestro. Ahora, que suceda lo que la corrida de la prensa en MAdrid el año pasado con la parafernalia de ganado que nos alimentaron. Y así podemos continuar con el puzle hasta que unamos todas las fichas.

La fiesta pasa por un momento en parte crítico para que el tribunal comnstitucional de un martillazo sobre la mesa. Pongamos orden, y primero demos importancia al toro, después a lo demás. Y al igual, que en deporte cuatro vemos a Villa, Llorente, Torres, Fábregas, Levante, Almería, Totenham etc, en el toreo, queremos disfrutar de Santa Coloma, Palha, Morantistas, Diego Urdiales, Antón Cortés etc. Y es que una de las características del campo bravo y de nuestra fiesta, se basa en la diversidad, por eso, MAdrid debe ser felicitada como capital del toreo, por la diversidad de Espectáculos a todos los niveles de toros y toreros, que ofrece para que los llamados "aficionados puros", continuén protestando y exigiendo la verdad de la fiesta.

Ahora que aparezca MAnzanares a pedir una Juan Pedrada como un rejoneador por delante. En algunos casos, figuritas vs figuras, y el resto de la geogradía invadida por los romanos del G10, con el monofigurismo de color blanco, que son, los que primero mueven ficha en el tablero sobre la mesa. Hasta que las reglas del juego no cambién algún día, las negras estaremos en desventaja, pero con tres metros por delante en la carrera de ellos, sabiendo que mantenemos la verdad y dignidad de la fiesta. Sobre todo, por el gran respeto a la verdadera esencia del espectáculo, y a su cimiento principal, que no es nada más ni nada menos, que la manutención para la lidia de la diversidad de especies bravas criadas para la lidia. ¡ VIVA EL TORO Y LA DIVERSIDAD DE ESPECIES !

CRÍTICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO

domingo, 13 de marzo de 2011

GANADERO AL BANQUILLO...


Tras el largo invierno disfrutando de los toros en el campo, volvió a la capital su nueva temporada. Sin variaciones con el resto de la vida, la inflación se notó 20 céntimos más en las entradas, pero la deflación ganadera de ciertos criatoros, también también se va elevando. Hablando en términos económicos y asemejando otro de los espectáculos de masas agarrado de la mano de los toros, como es el caso del fútbol, si un jugador quiere ser titular, debe trabajar y rendir. En los toros, parece ser que no. Continúan las empresas como el más puro ejemplo de taurodelta trayendonos auténticas bazofias de toros. Alguno se ha olvidado que el toro es el principal eje de nuestra fiesta, y para que el espectáculo siga atrayendo masas, los animales deben embestir, y no llenar la arena de pezuñas a base de huidas en semicírculo por el coso venteño. Lo de Jose Luis Pereda de hoy no tiene asunto propio para comentar, ni mucho tiempo para descifrar. Al igual que usted trajo esa basura de animales, así van a ser mis letras para comunicar lo sucedido. Si las pipas de calabaza poseyeran expresión corporal, cuantos ganaderos iban a acudir al banquillo. Señores, si un ganadero no está, siéntese en el banquillo y saque a los suplentes, den oportunidades a ganaderías nuevas, etc.

Ya lo he comentado, pero lo matizaré más detalladamente. El encierro fue soso, desrazado, sin transmisión y en algún caso con peligro elevado. A la suma, llamaría a estos animales como "zopencos", porque además de no entregarse, dan más problemas para la lidia completa que la propia empresa de MAdrid. ¡ Que pèna !, el cartel que componía la terna merecía algo más. Se encontraron con una responsabilidad, llamemoslá complicadísima, y ante un tipo de astados que exige tener 8 años de alternativa.

-Sergio Blanco mostró ante el primero sus buenas condiciones técnicas con el manejo de los engaños, pero técnica sin toro, es correr con los dos tobillos inflamados. El 4º, un animal muy violento, que exigía poderlo por bajo para salvar su tarascada con la cara alta, no pudo ser. No se encontraron en un mutuo acuerdo toro y torero.

-Gómez del Pilar saludó muy acelerado al segundo de la tarde. Ejemplar peligrósísimo. Ya avisó en banderillas que por el pitón derecho era muy feo. En la muleta comenzó a quedarse cortísimo de forma codiciosa, más buscando al diestro que la muleta, más no querer embestir que romper con toda la fuerza hacia delante, más genio y mala casta, que entrega y bravura. El toledano anduvo muy valiente com ambas manos, pecando en algún caso de dejarse la mano pegada al cuerpo sin desplazar al animal, pero lo dicho, los figuras del toreo actuales llevan 5 años mínimos de alternativa. Cambió la tónica en el quinto. DAvid Adalid puso dos soberbios pares de banderillas, aguantando el tirón del atropello de la vía del tren, toreando y templando con el cuerpo, levantando brazos y y reuniendo en el balcón en dos ocasiones. La plaza se puso en pie, y Gómez del Pilar así lo quiso hacer estallar el delirio. El animal con noble embestida por el derecho, fue llevando muy bien por el toledano en dos series con la diestra, pero sin quebrarle ni obligarle mucho, con la muleta a media altura. El animal pecó de poco fondo, y el diestro realizó el "saca pases" más que torear, por el mero hecho que el negro le dejaba realizar poco más. El diestro recalcó que los domec también cogen, y después del volteretón, Joaquín Bernadó haciase ver con sus bernadinas. Estocada en lo alto tras pinchazo, y vuelta al ruedo por su cuenta sin aguantar los aplausos del público. Aunque decir, que lo bueno se valora, y aunque fuera excesiva o no, las palmas tenían que sonar.

- Cerraba cartel Adrian de Torres, que saludó a la verónica con unas bellas templadas verónicas encajando los riñones. Y es que artistas nuevos aparecen de generación en generación, y, aunque los toros no ayuden, siempre, un trincherazo con gusto, una media, o una verónca, puede decir más que 20 pases mediocres a toros buenos.

ASí de triste terminó el espectáculo bochornoso de la sociedad anónima taurodelta- pereda. Cojan la bebida isotónica, y descansen un tiempo en los banquillos. "IT is time to change", de empresa y de ganaduros, por el bien de los futuros "peques" aficionados que el día de mañana, quieran presenciar en Barcelona una corrida de toros".

CRÓNICA DE JULIO SAN MARTÍN MORENO